Teléfono 914 879 536

Escuchar voces

Escuchar voces

La imagen que tenemos de la enfermedad mental es la que se ve siempre en las películas: un chico angustiado , agarrándose la cabeza con las manos, hablando al vacío, escuchando a alguien que no está ahí. Alguien peligroso, sin control, extraño, que vive en otro mundo. Trabajo como psiquiatra desde hace muchos años, veo a muchas personas enfermas cada día y les aseguro que no es la realidad.

Hay muchas personas que han escuchado voces. Los médicos llamamos a esa experiencia *alucinaciones auditivas* y las consideramos parte del grupo de los síntomas psicóticos. Como cualquier otro síntoma, las alucinaciones auditivas pueden aparecer por diferentes motivos y su causa no es  siempre  una enfermedad.

Los síntomas psicóticos son fallos que a veces tiene nuestro cerebro cuando construye la realidad. Hay algunas enfermedades en las que es típica su aparición, pero a veces se ven también en otras circunstancias. Según los estudios entre un 17% y un 25% de la gente ha tenido este tipo de vivencias alguna vez en su vida.

Es normal asustarse mucho, cuando se escuchan voces, , especialmente después de ver lo que pasa en las películas. Se tiene miedo a volverse loco o a hacer cosas extrañas, se intenta ocultar a los demás para evitar el rechazo.

Si escuchamos voces, es importante buscar en primer lugar la ayuda de alguien en quien se confíe, un familiar o un amigo. Al contárselo es probable que la ansiedad disminuya y la situación mejore inmediatamente, además así nos aseguramos de que si, el problema va a mas, alguien de confianza sabe lo que está ocurriendo y nos va a poder ayudar. Si el síntoma persiste, se debería consultar cuanto antes con un psiquiatra.

Si sólo hemos escuchado voces de forma puntual, no tiene por qué ser un problema muy grave. Si las voces aparecen durante el consumo de drogas o alcohol, es el momento de plantearse dejar de consumir estas sustancias para siempre.

Sin embargo, hay un pequeño grupo de personas que tienen una gran facilidad para tener síntomas de este tipo. Esto suele ocurrir porque tienen una enfermedad que hace que su cerebro tienda a producir esas sensaciones. Muchas personas creen que las voces y la psicosis son causadas por la enfermedad de la esquizofrenia, pero hay otros muchas enfermedades que también pueden producirlas. Todas ellas tienen tratamiento.

El gran problema es que, por la forma de funcionar de nuestro cerebro, el síntoma nunca es sólo el escuchar las voces: dentro de ese síntoma está incluido el tener la seguridad absoluta de que esas voces son reales. Esto hace que sea muy difícil que la persona que escucha voces pueda pedir ayuda.

Es necesario que el médico explique detalladamente a la persona lo que le está ocurriendo. El principal objetivo del tratamiento es construir una relación de confianza con el paciente. Si lo logramos (y para ello es imprescindible una sinceridad absoluta) estaremos en la mejor posición para poderle ayudar.

Por supuesto existen muchos fármacos que son capaces de frenar y hacer desaparecer estos síntomas, pero sólo alcanzan su máxima efectividad cuando se usan de acuerdo con el paciente (con su conocimiento y visto bueno por supuesto) pero sobre todo con su confianza.

 

Deja un comentario