Teléfono 914 879 536

¿Por qué se diagnostica tan tarde el trastorno bipolar?

10 años de retraso en el diagnóstico del trastorno bipolar

El trastorno bipolar es una enfermedad bastante frecuente. Afecta al menos al 1% de la población, aunque hay estudios que doblan esta cifra. Sin embargo, su diagnóstico se retrasa durante años: suelen pasar una media de 10 años desde que la persona pide ayuda a un médico hasta que es finalmente diagnosticada de esta enfermedad. Los enfermos con trastorno bipolar suelen tener de media 3-4 diagnósticos erróneos previos. Durante estos años, los tratamiento con antidepresivos no son efectivos (aunque a veces inicialmente sí!) y pueden empeorar el curso del trastorno bipolar.

Lo habitual es que inicialmente se diagnostique la enfermedad como una depresión, hasta que en algún momento se vislumbran síntomas maníacos o hipomaníacos y se cambia el diagnóstico a trastorno bipolar. Otro error frecuente es diagnosticar como algún tipo de psicosis los síntomas iniciales de aceleración que, en adolescentes, suelen adoptar esa forma con frecuencia.

En el caso de las depresiones hay que tener en cuenta que el inicio de los síntomas depresivos antes de los 30 años, la mala evolución con antidepresivos y la historia familiar de síntomas afectivos apuntan a un posible trastorno bipolar, por lo que habrá que ser muy cuidadosos.

¿Cuáles son las causas?

Se cree que las causas de estos problemas diagnósticos están en la dificultad para darse cuenta de la existencia de los síntomas hipomaníacos, tanto por parte del paciente o la familia como del médico, la falta de un seguimiento médico correcto en las depresiones o los múltiples cambios de psiquiatra. Estos factores hacen que este problema tenga la envergadura actual. Sin duda sería necesario mejorar la información que se tiene sobre esta enfermedad tanto en la sociedad como en los profesionales sanitarios.

 

Para saber más:

Fritz, K., Russell, A. M. T., Allwang, C., Kuiper, S., Lampe, L., & Malhi, G. S. (2017). Is a delay in the diagnosis of bipolar disorder inevitable? Bipolar Disorders, 48, 449–5.

Deja un comentario