Teléfono 914 879 536

Desmontando el trastorno bipolar: más allá del síndrome

Células Granulares en el hipocampo

Muchos creemos que el llamado trastorno bipolar no es una única enfermedad sino un conjunto de enfermedades y alteraciones que dan lugar un cuadro común: un síndrome afectivo bipolar. Así, cuando diagnosticamos un trastorno bipolar, lo que  en realidad deberíamos decir es que hemos reconocido un síndrome: un conjunto de síntomas que suelen aparecer juntos, pero que no siempre tienen una misma causa.

En otro síndrome mucho más conocido, el síndrome febril, se entiende más fácilmente. La fiebre puede ser causada por una gripe, una neumonía, un tumor, una alergia… pero lo que observamos desde fuera es similar: aumento de la temperatura, tiritonas, taquicardia. Hay muchas causas que pueden llevar a la fiebre, en el trastorno bipolar puede pasar algo similar.

Pensamos que las causas del trastorno bipolar son muy variadas (a menudo desconocidas). Hay personas que tienen un trastorno bipolar de caracter genético, otras que lo sufren a raíz de una enfermedad autoinmune… Otras veces incluso puede ser el resultado de un traumatismo craneoencefálico. Lo habitual es no llegar a conocer el origen, aunque sabemos que la genética suele ser un factor muy importante casi siempre.

Por suerte, la medicina puede tratar el síndrome bipolar sin tener que averiguar por qué ha aparecido. Sin embargo, este tratamiento “a ciegas” puede tener los días contados. En un fantástico artículo, las investigadoras Renata Santos, Shani Stern y sus compañeros nos cuentan el asombroso experimento que han realizado y que nos ayuda a entender mejor la enfermedad.

Neuronas demasiado excitables

Giro dentado del hipocampo (DG)

Sabemos desde hace tiempo que hay unas neuronas específicas en el hipocampo (una parte del cerebro muy relacionada con el trastorno bipolar) que presentan una excitación excesiva en las personas con trastorno bipolar. Pertenecen a la familia de las células granulares y están en una parte especial del hipocampo: el giro dentado.

Pues bien, se ha conseguido producir estas neuronas de forma artificial a partir de fibroblastos, un tipo de células que pueden extraerse de casi cualquier parte del cuerpo (por ejemplo de la piel) de forma sencilla. Esto ya es un gran logro, una especie de alquimia celular. Con esta técnica las investigadoras han producido  neuronas granulares en un medio de cultivo externo.

Primero han producido estas neuronas con fibroblastos de pacientes con trastorno bipolar. Se han dado cuenta que a las personas con síndrome bipolar estas neuronas les funcionan de diferente manera: son hiperexcitables. Por muy asombroso que esto pueda parecer, hasta aquí no hay nada nuevo. Esto, que parece ciencia-ficción, ya lo había conseguido en 2015 el investigador Jerome Mertens y sus compañeros.

Las neuronas de las personas en las que el litio funciona son diferentes

Lo que han descubierto Renata Santos y Shani Stern es que hay dos variedades distintas de estas neuronas. Los pacientes en los que el litio es efectivo tienen una variedad y los pacienes en el que el litio no lo es, otra distinta.  Se diferencian en su patrón de respuesta eléctrica.

¿Por qué esto es un gran hallazgo?

Este descubrimiento nos permite entender cómo funciona el litio, y por lo tanto da pistas para encontrar nuevas formas de tratamiento. Pensemos en fármacos que puedan cambiar la respuesta de las células eléctricas (¡todos los antiarrítmicos, por ejemplo!).

Además aporta luz en el concepto mismo del trastorno bipolar. Desde este momento ya no podemos entenderlo como una enfermedad única: efectivamente es un síndrome. Son al menos dos enfermedades: el trastorno bipolar sensible al litio y el no sensible. Y aquí comienza el desmontaje y desguace del trastorno bipolar. En un futuro ya no podemos usarlo como etiqueta de nada, tendremos que ser mucho más específicos. El conocer las distintas causas y variadades del trastorno bipolar nos va a permitir avanzar más allá del síndrome, ayudándonos a diseñar tratamientos cada vez más efectivos y con menos efectos secundarios, tratamientos dirigidos específicamente a la causa que produce la enfermedad.

Artículos citados:

Mertens, J., Wang, Q.-W., Kim, Y., Yu, D. X., Pham, S., Yang, B., et al. (n.d.). Differential responses to lithium in hyperexcitable neurons from patients with bipolar disorder. Nature, 527(7576), 95–99.

Stern, S., Santos, R., Marchetto, M. C., & Mendes, A. (2017). Neurons derived from patients with bipolar disorder divide into intrinsically different sub-populations of neurons, predicting the patients’ responsiveness to lithium. Molecular …, 460, 748.

Deja un comentario