Teléfono 914 879 536

¿Qué son los códigos diagnósticos en psiquiatría?

A veces en el apartado de diagnóstico de un informe médico, descubrimos que lo que a uno le pasa es un F32 o un F50. ¿Qué significan estos códigos?

Un F50 no es un Ferrari sino la codificación diagnóstica de una enfermedad. En concreto el código F50 significa anorexia nerviosa. En medicina cada diagnóstico tiene código asociado. Sirve para la codificación estadística y para comparar casos en investigación, entre otras cosas.

Hay cientos de códigos, por ejemplo F32 significa depresión y K37 es apendicitis retrocecal. Los códigos que pertenecen al sistema CIE de la Organización Mundial de la Salud están compuestos de una letra y un número, pero hay otros sistemas como el famoso DSM de la Asociación de Psiquiatría Americana.

Sistemas de clasificación ¿Para qué sirven?

Estos sistemas de clasificación son los listados de enfermedades oficiales. Tienen como misión el servir de lengua franca entre los médicos para que se usen las mismas definiciones y el mismo vocabulario. Cada código tiene asociada una descripción objetiva. Es una especie de diccionario que evita que los psiquiatras nos tomemos demasiadas licencias poéticas.

El trastorno obsesivo compulsivo, por ejemplo, tiene el código F42 en la clasificación de la CIE. Para poderlo aplicar correctamente, debe cumplirse que existan obsesiones, compulsiones o ambos síntomas y que además estén presentes durante un mínimo de dos semanas sucesivas. Estos síntomas deben cumplir unas características concretas (se pueden ver  aquí). Cada enfermedad tiene un código y una definición. Cuando un médico habla de un trastorno bipolar (F31) está refiriéndose a un problema concreto y acotado.

No todas las enfermedades están en estos listados. La ausencia de algunas se debe a la falta de consenso en su reconocimiento o a que se encuentran en fase de investigación y es pronto para añadirlas a estos listados (aunque existen listados de investigación especiales para este tipo de situaciones).

Algunos códigos diagnósticos frecuentes en salud mental

  • F20 Esquizofrenia
  • F25 Trastorno esquizoafectivo
  • F31 Trastorno bipolar
  • F32 Depresión
  • F41 Trastorno de ansiedad
  • F42 Trastorno obsesivo
  • F50 Anorexia
  • F60 Trastorno de personalidad

Aquí puedes ver una lista exhaustiva.

Ventajas e inconvenientes de las clasificaciones

La principal ventaja es que unifica y ordena. Antes de su existencia, cada escuela psiquiátrica una lista propia de enfermedades, a veces con nombres coincidentes. La psicosis no significaba lo mismo para un psiquiatra psiconanalítico que para otro de la escuela alemana. Esto daba lugar a un conocimiento parcheado, incompatible y poco coherente. Hacía muy difícil avanzar. Para intentar paliar esto, se comenzaron a usar calsificaciones de consenso en las que las enfermedades se definían de forma estricta. Las ventajas eran obvias y ayudaron al despegue de una visión de la psiquiatría cada vez más científica. Es por esto que las clasficaciones han tenido tanto éxito en salud mental.

Pero las clasificaciones cerradas y cuadriculadas también tienen problemas. Son una simplificación a veces muy burda de la realidad mental y no terminan nunca de atrapar los conceptos complejos que las enfermedades psiquiátricas encierran.

¿Diagnosticar con un número?

Pero es casi únicamente en psiquiatría donde los médicos nos atrevemos a usar los códigos sin otra explicación. A veces se pone F20… y no el nombre común, que es esquizofrenia, o escribimos F60 en vez de trastorno de la personalidad. La presión asistencial y el exceso de trabajo pueden llevar a este tipo de descuidos. Pero en otras ocasiones puede ser algo incluso intencionado. Evita que, aunque se lea el informe, se sepa el diagnóstico.

Este obscurantismo no es mal intencionado, suele hacerse para proteger al paciente de las connotaciones negativas y el estigma que tienen algunas enfermedades. Sin embargo creo que nunca es una buena opción. Hay que ser franco y claro con el paciente, sin paternalismos, independientemente de la enfermedad que se tenga. Además el mero hecho de ocultar el diagnóstico ya es una manera de generar más estigma. La información es la mejor arma para combatir las enfermedades, por eso es necesario que el diagnóstico este  siempre de forma clara, sin códigos. Y por supuesto siempre nos tienen que explicar detalladamente en qué consiste.

Deja un comentario