Un mosso de escuadra mata a un enfermo mental

«Fue un desgraciado y puntual accidente, y ahora podemos intentar repasarlo para mejorar, pero en ningún caso se puede extender la idea de que se están haciendo mal las cosas» dice el conseller de interior Saura. A nosotros la muerte de un paciente en un ingreso involuntario tampoco parece una manera correcta de «hacer las cosas».

Las enfermedades cerebrales hacen que una persona pueda perder el control de sus actos. Lo primero que me gustaría aclarar es que no es para nada algo corriente, sino una situación muy infrecuente. No obstante, para estas situaciones deben existir protocolos especiales para llevar al paciente a un centro médico donde pueda recibir ayuda.

Lo habitual donde yo resido es que, en el mejor de los casos, un equipo mixto de sanitarios y policías se haga cargo de la situación. Lo que por desgracia también suele pasar es que la policía no tenga ni idea de cómo manejar la situación, que sean agentes sin experiencia y que tengan bastante miedo por desconocimiento del problema al que se enfrentan. Estos factores se unen para que problemas tan serio como el que nos ocupa sean posibles.

Si se piensa, da un poco de miedo que en el caso de que uno enferme y se ponga agresivo, los que van a ir a intentar ayudarle van a acudir armados con pistolas… ¿A alguien se le ha ocurrido alguna vez el pensar en contenciones físicas que no causen daño (redes, equipos de contención o aturdidores)? Las personas enfermas no son terroristas, son enfermos asustados y las armas de fuego no van a ser efectivas para calmar a nadie en este estado mental.

Pero claro, para eso hace falta pensar en la salud mental. Verla como un problema que existe, que esta ahí y que hay que solucionar. No sirven parches, no sirve el decir «que vaya la policía»… Un equipo especializado habría evitado la muerte de una persona inocente y enferma. Cuesta menos que un transplante de hígado, menos que una plaza de aparcamiento en un hospital… cuesta sólo el pensar en que estas situaciones se producen y en preparar un protocolo adecuado. Pero nadie piensa en la salud mental.

Aquí las noticias relacionadas

Deja un comentario





Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.