¿En qué consiste una consulta con un psiquiatra?

Lo primero es hacer una historia clínica, es decir, hablar con el paciente para conocer todos su datos médicos. Es un procedimiento habitual en cualquier consulta médica. Tu psiquiatra probablemente te preguntará acerca de problemas médicos previos, intervenciones quirúrgicas, alergias… En ocasiones esto requerirá una exploración física o incluso en algunas ocasiones algún análisis. Esta parte es muy importante porque hay muchas enfermedades no psiquiátricas que dan síntomas psiquiátricos… el cuerpo y la mente forman una unidad. Por ejemplo, una anemia puede dar síntomas depresivos y algunas alteraciones hormonales pueden incluso provocar un cuadro psicótico.

Una vez descartadas otro tipo de enfermedades y acotado el diagnóstico, el psiquiatra debe hacer una exploración psicopatológica. A través de una o varias entrevistas, se recoge información sobre el problema. Una vez  se tiene información suficiente es posible llegar a un diagnóstico. No dudes en preguntarle a tu psiquiatra sobre tu diagnóstico, es algo importante que debes conocer.

Tras darte un diagnóstico, tu psiquiatra te planteará un plan terapéutico. Podrá abarcar farmacoterapia, psicoterapia o una combinación de ambos. Intenta entender bien en qué consiste el tratamiento, cuál es su duración estimada y cuáles son los posibles efectos secundarios, si los tiene, tanto de la farmacoterapia como de la psicoterapia (ambos tratamientos pueden tener efectos secundarios).

Los fármacos deberán ser indicados y controlados por tu psiquiatra. En cuanto a la psicoterapia, hay dos opciones, que la realice tu psiquiatra o que la realice un psicólogo clínico. Es muy importante, en el caso de que te traten dos profesionales, que existe una comunicación perfecta entre ambos. Lo recomendable es que se trate de personas de un mismo equipo.

 

Última revisión del texto: 14/12/2008

Autor: Dr. D. Urgelés

Volver