El trastorno bipolar ha evolucionado desde sus primera descripción por Arateo de Capadocia en el siglo I AC. Inicialmente sólo se consideraba en su forma más aguda, que fue descrita como psicosis maníaco-depresiva por Emil Kraepelin. Esta forma sería equivalente al actual concepto de trastorno afectivo bipolar tipo I. Después se incorporarían al grupo algunos enfermedades relacionadas como la ciclotimia o la distimia.

En las últimas décadas se ha producido un gran avance en la comprensión y conceptualización del trastorno bipolar, gracias a trabajos como los del Dr.Akiskal. Actualmente el trastorno bipolar se entiende como grupo o  espectro de enfermedades, siendo la gran mayoría de ellas de menor intensidad que el clásico trastorno bipolar tipo I. Pese a esto, estas formas menores suelen ser igual de problemáticas para los que las sufren, ya que son mucho más difíciles de diagnosticar y suelen tratarse con frecuencia como depresiones convencionales, lo cual empeora su pronóstico.

No hay un consenso claro sobre cuantos tipos de trastorno bipolar existen, en realidad el separarlos de forma tajante es algo artificioso. Se aceptan ampliamente el trastorno bipolar tipo I y II, así como la ciclotimia, pero hay otros muchos subtipos descritos.

En la práctica clínica no importa tanto, siempre que se entienda el concepto de espectro,  ya que el tratamiento debe ser absolutamente personalizado, como en la gran mayoría de trastornos psiquiátricos.

No obstante, vamos a enumerar los principales tipos de trastorno bipolar, siguiendo la clasificación de Akiskal.

Principales tipos de trastorno bipolar

Trastorno bipolar tipo I

Se define por haber tenido uno o varios episodios maníacos o episodios psicóticos maniformes. Con frecuencia además la persona tiene también episodios depresivos.

Trastorno bipolar tipo II

Lo predominante en el tipo II es la depresión, aunque ocasionalmente aparecen, a veces de forma muy breve, episodios de irritabilidad, discordia y/o hipomanía. Es muy importante no confundir estos casos con depresiones convencionales.

Trastorno bipolar tipo III

Se trata de trastornos afectivos en los que aparecen hipomanías como reacción a la toma de antidepresivos.

Trastorno bipolar tipo IV (depresión agitada)

Cuadro depresivo como un componente de agitación, ansiedad e irritabilidad muy importante, en realidad sería una especie de fase mixta continuada.

Ciclotimia

Aparición de mútiples episodios de hipomanía, intercalados con episodios depresivos que no cumplen completamente los criterios para un episodios de depresión mayor.

Trastorno esquizoafecttivo

Enfermedad similar al trastorno bipolar tipo I en la que la presencia de síntomas psicóticos es mucho más acusada que en éste.